Las vacaciones se aproximan y con ellas esos días que se convierten en los favoritos del año para muchos. Si eres de los que todavía no tienes destino para viajar este año o simplemente no podrás, tengo un plan que seguro llamará tu atención: visitar las Islas Cíes en 2019. No es necesario que juntes muchos días de vacaciones. Atentos, porque con un fin de semana tendrás más que suficiente.

¿Conoces las Islas Cíes?

Si la respuesta es no, atento a las 10 razones que a continuación te presento. No necesitarás ni la mitad para que te entre el gusanillo de conocer las Islas Cíes en 2019. He de decir que no soy solo yo el que ha quedado maravillado con la belleza de las Islas Cíes. Pero antes de nada, un poquito de historia para situarnos mejor. Prometo ser muy breve para que podáis entender el origen de las islas y como la propia historia las convirtió en lo que son en la actualidad.

Las Islas Cíes, localizadas en las Rías Baixas (en Vigo), forman parte del Parque Natural Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas, protegidas desde 2002. Si bien su historia se remonta a la Edad de Bronce (años 500 – 100 a.C.), fue durante la Edad Media cuando varias comunidades de origen religioso decidieron asentarse en este territorio. Muchos monjes vivían en estas islas, huyendo de los ataques normandos que tenían lugar en la Ría de Vigo.

Fue finalmente en el siglo XVIII cuando entre los piratas y la armada inglesa, dirigida por Sir Francis Drake (sí, el corsario del que Nathan Drake, en Uncharted [vídeojuego para ps4], Nathan Drake se considera descendiente), consiguieron expulsar a todos los habitantes de las islas.

No sería hasta el año 1960 cuando diera comienzo el repoblamiento del archipiélago. Primero, se utilizó como lugar de trabajo. Más tarde, comenzó a forjarse un paraíso que derivó en lo que conocemos a día de hoy. Las personas de la zona comenzaron a viajar a las islas, sobre todo en épocas de bonanza climática. Así, comenzó a extenderse su fama de paraíso natural en Galicia y comenzó a atraer turismo de todas partes del mundo.

 

10 razones para visitar las Islas Cíes

Si ya estás haciendo las maletas mientras lees esto, espérate a leer todo lo que tienen que ofrecer las Islas Cíes en 2019. ¿Preparados?

  1. La playa de Rodas

Esta playa es la encargada de unir las islas de Monte Agudo y de O Faro. Además, debes saber que fue elegida por como la mejor playa del mundo por el diario británico The Guardian. ¿Sorprendido? Aguas cristalinas y paisajes de película son los que te encontrarás en cuanto pongas un pie en la isla. Sus arenas blancas, compuesta por granos de cuarzo, te maravillarán en cuanto tus pies se pierdan en ella. El islote forma parte del Parque nacional de las Islas Atlánticas de Galicia (archipiélagos de las Islas Cíes y de Ons, Cortegada y Sálvora).

Lo mejor no es que te lo cuenten, es que lo vivas en primera persona. Tendrás ganas de repetir. Si quieres innovar más y visitar todas las playas posibles, la de Nosa Señora (en la isla de Faro) y la de Figueiras (en la de Monteagudo) también te quitarán el sentido. Aquí todas las opciones son buenas. Para los suertudos y suertudas que tengan barco privado, la playa de San Martiño se convertirá en un regalo de los dioses de los que pocos pueden disfrutar.

playa de rodas

  1. Senderismo a lo largo de las islas

Y es que no todo podía ser descansar de un bonito día de playa y mar. Las Islas Cíes en 2019 contarán con un total de cuatro rutas muy diferentes ideales para conocer la geografía de la zona. Con ellas podrás descubrir algunas de sus localizaciones más peculiares. Eso sí, si quieres hacer todas las rutas, tendrás que visitar las islas en más de una ocasión.

Las rutas de las Islas Cíes

  • Ruta del Faro de Cíes: es la más larga de todas. Tendrás que recorrer un total de 7 km entre ida y vuelta o, lo que es lo mismo, alrededor de una hora y media de trayecto. Los atractivos por los que elegir esta ruta son muchos. Además de divisar la ría de Vigo o la playa de Nosa Señora, conocerás el castro de As Hortas con restos de un poblado de la Edad de Bronce que aún se conservan. Ni qué decir
  • Ruta del Faro da Porta: con más de 5 km entre ida y vuelta, esta actividad llegará hasta el Faro da Porta, donde disfrutarás de unas vistas espectaculares. En contradicción con la anterior, es mucho más fácil de realizar, por lo que la hace perfecta para principiantes. En una horita, más o menos, habrás conocido más a fondo un poco más las Islas Cíes y sus secretos.
  • Ruta del Alto do Príncipe: esta ruta es la más corta de todas. Con menos de 3,5 km de recorrido, podrás descubrir dunas impresionantes o las playas de Figueiras y Cadeira da Raíña. Es ideal para realizarla si viajas con niños.
  • Ruta del Faro do Peito: viaja hasta la Furna de Monteagudo y déjate para maravillar por unas vistas desde acantilados que ni en Juego de Tronos. Con un total de 5 km (ida y vuelta), esta ruta de senderismo de camino bastante llano no te llevará ni una hora por recorrer.
  1. La temperatura es perfecta

Es verano y queremos que haga sol, no nos engañemos. Eso sí, que no sea tan abrasador que no nos permita disfrutar del día de playa. Es lo bueno que encontrarás en Galicia y especialmente en esta zona. Las temperaturas rondarán los treinta y pico grados, de manera que hará calor sin que este te llegue a agobiar. ¿Qué más se puede pedir?

  1. Puedes encontrar billetes baratos

Según la época en la que las visitas, puedes encontrarte buenas ofertas (¡¡¡Aunque tendrás que darte prisa para hacerte con ellos!!!). Debes tener en cuenta que las navieras tienen un máximo de personas que pueden disfrutar de las islas para evitar la masificación de la zona. El tope está en las 2.200 personas. Si has estado atento a las noticias el pasado verano, sabrás que la Xunta de Galicia ha impuesto importantes multas. ¿Por qué? a muchas de ellas por llevar más pasajeros de los que se permitía. Así que recuerda, si quieres viajar, hazte rápido con tu billete.

Quien va repite, y eso no hace más que llenar todos los días de verano de personas que desean volver a visitar el paraíso. El precio ronda los 18,50 euros (ida y vuelta). Date un paseo por las principales navieras para ver si tienes alguna oferta que te llame la atención para llegar a las Islas Cíes en 2019.

  1. Pasa una noche en la isla

Como lo oyes: acampa. Las Islas Cíes tienen un camping que te permiten pasar la noche y disfrutar de la experiencia al completo. Mi consejo es que antes de reservar fecha y compruebes que hay billetes para ir y volver en barco. De lo contrario puede que contrates el camping para unos días y luego te lleves la sorpresa de que no quedan viajes disponibles.

Otra opción es esperar a épocas de temporada más baja, como puede ser septiembre. El tiempo de las Islas Cíes en 2019 continuará siendo muy bueno y el turismo habrá disminuido (al menos, un poco). Hagas lo que hagas, la antelación será tu mejor aliada. Otro de los privilegios de los que podrás disfrutar si vives una noche en las Cíes es el de poder observar un mar lleno de estrellas. Los mares están plagados de partículas microscópicas que brillan y crearán una postal de cuento. Si es que el Caribe no es para tanto…

  1. La comida: una ración de pulpo frente al mar

Venir a Galicia y no probar el pulpo a la gallega es un delito y de los gordos. La verdad es que este manjar entra bien en cualquier punto de la comunidad. Pero… imagínate en una terraza a escasos metros del mar y de la mejor playa del mundo. Impagable, ¿verdad? Pues no tanto. Podrás pedir una ración de pulpo por unos 8,50 euros, aunque sujeto a posibles fluctuaciones. Si bien existe la posibilidad de viajar con tu propia comida en el barco, también puedes aprovechar para que la experiencia sea redonda.

  1. La limpieza

En el punto anterior te recomendábamos pedirte una ración de pulpo a la gallega, aunque también puedes llevarte un bocadillo, un tupper o lo que tú quieras. Eso sí, antes de montarte en el barco que te llevará a las islas, los trabajadores de las navieras te entregarán varias bolsas de plástico en los que deberás guardar toda la basura que generes. ¿El motivo? Las islas no cuentan con basuras donde tirar todo lo que generes. De esta manera, todo lo que va a las Islas Cíes, vuelve.

El objetivo no es otro que mantener la isla 100% limpia. Te recomendamos que no intentes dejar nada por ahí porque te enfrentarás a importantes multas. Además, entre todos tenemos que ayudar a preservar un paraíso como este.

islas cies

  1. Conoce a las gaviotas patiamarillas

Si crees que la limpieza y guardar toda tu comida no es importante estás muy equivocado. En cuanto llegues a las Islas Cíes en 2019 lo comprobarás con tus propios ojos. Ver a las miles de gaviotas y cormoranes que habitan estas islas sobrevolar el mar es increíble. Estos animales están tan acostumbrados a la presencia de humanos que si pueden llevarse un poco de la comida que has llevado lo harán. En total, hay unas 30.000 parejas de gaviotas, la mayoría patiamarillas (las típicas de la zona). Por esto, es muy importante que guardes todo bien y no dejes nada a la vista o, cuando te hayas dado cuenta, ya no tendrás nada.

Lo peor que te puedes llevar de esta experiencia es una atracada de risas con tus amigos o con quien viajes. Es normal ver como las gaviotas se acercan sigilosamente a mochilas que han quedado abiertas para hacerse con su preciada recompensa. El espectáculo está servido.

  1. Despedir el día con una copa de Albariño

Esta variedad de vino aromático y afrutado con toques florales, típica de la uva de esta zona gallega, bajará tu paladar como si nada. El Albariño es uno de los vinos blancos más prestigiosos de Galicia y goza de gran fama fuera de la comunidad. Recuerda que ha de servirse bien fresquito para poder disfrutar de todo su sabor.

Acercarse a uno de los restaurantes de las Islas Cíes en 2019 cuando el sol comienza a ponerse es una experiencia impagable. Ya os aviso de que una copa os sabrá a poco, pero bueno, hoy no conducís, así que podéis permitiros alargar el momento y disfrutar de una segunda.

  1. Los delfines

Cuando subes al barco de vuelta te inunda una gran tristeza ante la incerteza de saber cuándo volverás a visitar un lugar así (aunque tan solo sea hasta el próximo verano). El sentimiento es inevitable. De todos modos, la experiencia aún no está finalizada.

Cuando vuelvas a Vigo, colócate en la popa o, lo que es lo mismo, en la parte trasera del barco. Los arroaces, una raza de delfín autóctona, pondrá el cierre a una jornada perfecta. Estos amigables animales te seguirán al barco prácticamente desde la salida de las islas hasta el desembarco en Vigo. Les encanta jugar entre ellos siguiendo el rastro que va dejando el barco. Eso sí, puede que te mojes un poquito, pero hasta te ayudará a refrescarte porque seguirá haciendo muy buena temperatura.

Mis valoraciones finales

Si después de estos 10 motivos todavía no te has convencido, te recomiendo que sigas investigando por tu cuenta y busques la opinión de otras personas que ya hayan visitado las Islas Cíes. En un plan ideal tanto si te gusta la playa, como la montaña, o ambas. Incluso, para aquellos que tenían dudas en cuanto a viajar o no, han quedado maravillados.

En mi caso, viajé con dos amigos del sur de España que no paraban de frotarse los ojos al verse sorprendidos con que estas maravillas existieran en Galicia. Así que te reto a que lo pruebes y me contéis qué tal os ha ido. No tengo duda de que os moriréis de ganas de repetir tanto como yo.

384 total views, 1 views today

Share: